DS pretende ser la primera marca de Stellantis que, a partir de 2024, haga todos sus nuevos lanzamientos con vehículos eléctricos. Hoy sólo cuenta con uno, el DS 3. Este coche pierde el apellido Crossback con su restyling de 2022. Está desarrollado a partir de la plataforma e-CMP y, por tanto, con algunas características técnicas comunes a coches como los Citroën e-C4, Opel Corsa-e o Peugeot e-208.

2022. Cambio de estilo y reformulación del sistema de propulsión del DS 3

El DS 3 estrena algunos cambios de aspecto y de equipamiento, especialmente concernientes al sistema de infoentrentenimiento, en septiembre de 2022. Simultáneamente, su denominación pierde el apellido Crossback y DS, al igual que otras marcas del grupo Stellantis, modifica sustancialmente su sistema de propulsión eléctrico.

DS 3 E-Tense
Coincidiendo con su restyling de media vida el DS 3 incorpora cambios en su versión eléctrica. Usa un motor más potente y una batería de mayor capacidad. Su autonomía con una carga alcanza los 402 km.

Los dos mayores cambios afectan al motor y a la batería. El primero, síncrono de imanes permanentes, tiene ahora una potencia de 115 kW en lugar de 100 kW, si bien mantiene un par máximo de 260 Nm. En cuanto a la batería, que era de una capacidad de 50 kWh con 46 útiles, pasa a contar con 54 kWh totales y 50,8 utilizables. Es más capaz, por tanto, que la de un Peugeot e-208 y similar a la de que usará, también en 2023, el Peugeot e-308. Podrá cargarse con potencias de hasta 11 o 100 kW, según se emplee corriente alterna o continua. En el primer caso se puede llevar la batería del 0 al 100 por ciento de su capacidad en 5 horas. En el segundo del 0 al 80 por ciento en 25 minutos.

La autonomía del DS 3 E-Tense será, conforme a la norma WLTP, de 402 km gracias a un consumo medio homologado de 12,6 kWh/100 km. DS atribuye este consumo a la eficiencia del motor, su capacidad de recuperación de energía o el uso de faros LED. También al trabajo de una bomba de calor o el preacondicionamiento térmico . Influye, asimismo, y según DS, la optimización aerodinámica del frontal o a la disminución en 10 mm de la altura libre si se usan llantas de 17 y 18″ Tall & Narrow.

2021. La autonomía del DS 3 Crossback E-Tense aumenta

En noviembre se produce una ampliación de la autonomía: 341 km de alcance con una carga de la batería, que no varía su capacidad de 50 kW, conforme al ciclo combinado WLTP. Esto supone un 6,2 por ciento más de alcance del anterior, que estaba fijado en 320 km.

DS3 Crossback
El primer DS eléctrico evoluciona con una mejora de su alcance con una única carga de batería: aumenta un 6,2 por ciento, con lo que llega a los 341 km.

La bomba de calor, que se aporta como equipamiento de serie en este modelo, se ha mejorado para ser más eficiente con un nuevo sensor higrométrico. Así mismo, también ha variado la relación de transmisión del elemento reductor al que está unido el motor del DS3 Crossback E-Tense.

Otro cambio atañe a los neumáticos, ahora unos de Clase A y para llanta de 17″ desarrollados por Continental: los EcoContact 6 Q 215/60 R17 96H también contribuyen a la reducción del consumo.

2019. El primer DS eléctrico es un SUV

El DS 3 Crossback, un SUV de 4,12 m de largo, se presentó oficialmente en septiembre de 2018. Empezó a comercializarse en el arranque de 2019 y, antes de llegar el verano, ya contaba en su gama con una versión eléctrica, la E-Tense. Este apellido se emplea en el DS 7 Crossback, un SUV, pero con tracción total, más grande (4,57 m), potente (300 CV) e híbrido enchufable con 58 km de autonomía eléctrica. También se liga al DS4, un compacto de 4,40 m, en su versión PHEV de 225 CV; y en el DS9, un sedán de 4,93 m con, al menos, dos versiones híbridas, también enchufables.

El apellido E-Tense se utiliza en DS, por tanto, para identificar a las versiones electrificadas, ya sean eléctrica o híbridas. Y la pionera de ellas se integra en la gama del DS 3 Crossback, modelo al que también le correspondió estrenar la plataforma CMP. Es la que utilizan los modelos pequeños y medianos de PSA cualquiera que sea su motor. Incluso en su declinación eléctrica, e-CMP.

El estreno de la CMP le correspondió al DS3 Crossback, plataforma que en su derivada eléctrica también emplea esta versión eléctrica.

Técnicamente el DS 3 Crossback E-Tense es como los Peugeot e-208 y e-2008, Citroën e-C4 u Opel Corsa-e. Así cuenta con un motor síncrono de imanes permanentes de 100 kW y con 260 Nm de par. En cuanto a la batería de iones de litio, va situada bajo el piso del habitáculo. Tiene 50 kWh de capacidad total y 46 kWh útiles. Refrigerada por líquido, la conforman un total de 216 celdas, hechas por CATL y con química en su cátodo NCM 523.

Su garantía es por ocho años o 160.000 km, periodo o kilometraje en el que no debería descender su capacidad del 70 por ciento.

Ésta batería de 400 voltios le permite al Crossback alcanzar una autonomía de 320 km (WLTP) de utilizar el modo Eco. En este caso el motor dispone de 60 de sus 100 kW y el funcionamiento de la climatización queda atenuado. En el Sport, por el contrario, lo que se prioriza es la respuesta de chasis y motor, aportando éste el 100 por ciento de la potencia disponible. El tercero es el modo Normal, de compromiso entre prestación y autonomía, con el motor aportando 80 kW.

En el DS 3 Crossback E-Tense tiene, además, la posibilidad de establecer cómo se quiere recuperar energía cuando no se está acelerando. Según la marca, este sistema está heredado de la Fórmula E, competición en la que está presente con el equipo DS Techeetah desde 2018. En un caso, en la posición D del cambio, la retención es semejante a la de un motor térmico en una marcha larga. En la B, Brake, por el contrario se llega a conseguir una deceleración mucho mayor, de 1,2 m/s2.

DS3 Crossback
Entre los rivales del DS3 Crossback están el Peugeot e-2008 o Hyundai Kona en el caso de su versión de menos potencia.

Para la climatización del habitáculo, el DS 3 Crossback E-Tense utiliza una bomba de calor “una solución de calefacción eficiente y por el mantenimiento de la batería a una temperatura óptima para su funcionamiento, incluso con tiempo frío”.

Las cargas se pueden realizar con corriente alterna con un conector tipo 2 o Mennekes y hasta a 11 kW -7,4 kW de serie-. Con corriente continúa se pueden utilizar potencias de 100 kW. Los DS3 Crossback E-Tense se suministran con dos cables, un modo 2 con un enchufe Schuko; y un modo 3, con un Mennekes y apto para recargas trifásicas.

Estas pueden controlarse no sólo desde la pantalla del salpicadero, sino que también con la aplicación MyDS. Así, es posible disponer del nivel de carga, el tiempo restante para conseguir la carga completa o la autonomía en el teléfono móvil. También permite gestionar la carga en el punto de carga doméstico para aprovechar las tarifas más económicas o activar la climatización antes de iniciar un trayecto. Es posible, así, enfriar o calentar el vehículo puesto que se pone en marcha la climatización, siempre a 21ºC, sin posibilidad de regulación de este aspecto.

Por otro lado, la aplicación Free2Move Services permite el acceso a los peajes por carriles exclusivos, reservar una plaza de aparcamiento desde el móvil o disponer de aparcacoches en aeropuertos o estaciones con ese servicio.

DS3 Crossback 2020
El DS3 tiene exactamente las mismas dimensiones que las versiones con motores térmicos: 4,12 m de largo, 1,79 de ancho y 1,53 de alto. Ahora bien, es unos 300 kilos más pesado.

A diferencia del resto de utilitarios del grupo con versiones eléctricas, la del DS 3 Crossback no es la más potente de su gama: como en el Peugeot e-2008, existe una con el motor 1.2 Puretech de 155 CV que también es más rápida. Y es que el E-Tense acelera de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos, 0,5 más lentamente que el 1.2 PureTech más potente. Con todo, la diferencia más relevante en prestaciones está en la velocidad: 150 km/h, frente a los 208 de la versión térmica. Ésta última pesa 320 kg menos que la eléctrica puesto que el E-Tense tiene una masa de 1.600 kilos. De ella, la estructura de la batería, celdas, sistema de refrigeración y gestión pesan 350 kg.

Respecto al resto de DS3 Crossback, esta versión eléctrica incorpora algunas soluciones diferentes como cristales en las ventanillas de mayor grosor o un parabrisas acústico.

2012. Tres concepts-car eléctricos con marchamo DS

El primer eléctrico producido en serie de la gama DS es el DS 3 Crossback E-Tense. Sin embargo, antes de su comercialización hubo algunos concept-cars de esa marca -tan ligada íntimamente a Citroën, por otro lado hasta 2015, cuando se hace autónoma- movidos exclusivamente con esa energía.

El más directamente asociado a los DS 3 de producción fue el DS3 Electrum, mostrado en salón de París de 2012. Avanzaba la que podría haber sido una versión eléctrica del utilitario francés, que no del SUV posterior.

La primera transformación eléctrica de un DS se hacía a partir del utilitario comercializado entre 2009 y 2014 como Citroën DS3 y, desde entonces y hasta 2018, como DS3.

Este DS3 se había lanzado dentro de la gama Citroën en 2009. Con pequeños cambios de diseño respecto a cualquiera otra versión de tres puertas, los mayores estaban en la base técnica puesto que, según la marca, disponía de dos motores eléctricos, de 65 kW cada uno, con los que movía las ruedas delanteras. Las baterías, desarrolladas por Panasonic, tenían una capacidad de 17,5 kWh, con la cual la autonomía sería de 120 km. Se podían recargar con corriente continua, consiguiendo llegar al 80 por ciento de la carga máxima, en 30 minutos.

El DS E-Tense fue un concept-car que, de haberse fabricado y según el director ejecutivo de DS en ese momento, Yves Bonnefont, podría haber costado 250.000 euros.

El DS E-Tense mostrado en el salón de Ginebra de 2016 fue mucho menos convencional: tenía carrocería coupé de dos puertas construida con fibra de carbono. Contaba con un motor eléctrico de 300 kW y 516 Nm. Con él movía las ruedas traseras a través de una caja de cambios de tres velocidades. Así podría acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos. Gracias a la batería de 53 kWh, también se podría alcanzar una autonomía de 360 km entre cargas.

DS-X E-Tense concept 2018
Con el DS X E-Tense se avanzaba un deportivo eléctrico que DS podría llegar a fabricar en el año 2035.

Como si de una escalada hacia la espectacularidad de tratase, en el salón de Pekín de 2018 DS mostró el X E-Tense. Era un deportivo con chasis de fibra de carbono y carrocería asimétrica, mitad coupé y mitad roadster. Dentro de sus ruedas delanteras, el DS X E-Tense contaba con dos motores eléctricos. En carretera, podían proporcionar 400 kW y, en modo circuito, 1.000 kW.

Tags:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad