En 2025 Mercedes AMG pondrá a la venta un coche de producción basado en el concept-car Vision AMG. Será exclusivamente eléctrico. En su diseño sigue las líneas generales del Mercedes-Benz EQXX.

2022. Mercedes AMG revela el concept-car Vision AMG

A partir de una nueva plataforma eléctrica denominada AMG.EA, AMG contará en 2025 con un superdeportivo de producción basado en el concept-car Vision AMG. Será el primer modelo que utilice esta plataforma específica anunciada por Daimler en julio de 2021.

Vision AMG
El Vision AMG es el anticipo de un coche de producción que se construirá a partir de una nueva plataforma específica para coches eléctricos y AMG.

El Vision AMG tiene gran parecido con el Mercedes-Benz EQXX respecto al que, según la marca, da un paso más en diseño. Ambos son extremadamente aerodinámicos y están fabricados con materiales ligeros para reducir al máximo posible su masa.

La batería de alto voltaje será, según AMG, desarrollada desde cero, mientras que el motor será de flujo axial. Está desarrollado por Yasa, una empresa subsidiaria británica propiedad de Mercedes-Benz desde julio de 2021. Entre las ventajas de estos motores respecto a los radiales está una mayor densidad de potencia y par.

Motores flujo axial
Respecto a los motores eléctricos radiales, los de flujo axial tiene un tamaño más compacto y menor peso.

AMG no ha proporcionado datos técnicos en relación a este concept-car.

2013. El primer AMG eléctrico: SLS Coupé Electric Drive

En 2013 Mercedes-Benz lanzó una versión eléctrica de su AMG más deportivo. Del SLS AMG Electric Drive, un coupé biplaza, se iban a fabricar un centenar de unidades. Finalmente, sólo se produjeron nueve unidades de esta versión eléctrica de 4,64 m de largo y con puertas de tipo alas de gaviota, como los V8 con motor 6.2 y 517 CV

Mercedes-Benz SLS AMG Coupé Electric Drive
Previsto para una tirada mayor, del SLS AMG Coupé Electric Drive Mercedes-Benz exclusivamente fabricó nueve unidades.

El SLS AMG Coupé Electric Drive tenía dos motores eléctricos síncronos de imanes permanentes en cada uno de sus ejes, uno por rueda. Según Mercedes, no se utilizaban “motores de cubo de rueda, que tienen el inconveniente de crear masas no suspendidas considerables”. Cada uno de los cuatro motores disponía de una transmisión de dos velocidades. Su rendimiento quedaba definido por tres modos de conducción: C, Controlled Efficiency; S, Sport; y S+ Sport Plus

El peso de cada motor era de 45 kg y alcanzaban un régimen de giro máximo de 13.000 vueltas. Se podía utilizar selectivamente su empuje para mejorar la dinámica del coche y minimizar la intervención de los controles de tracción o estabilidad. A esta característica se la llamaba AMG Torque Dynamics.

Estos cuatro motores aportaban una potencia total de 552 kW y un par máximo de 1.000 Nm. El SLS AMG Electric Drive tenía, por tanto, más empuje y a través de una tracción a las cuatro ruedas que la versión de propulsión y con un único motor de gasolina. No obstante,  también este Electric Drive era mucho más pesado: 530 kilos, un 33 por ciento más al sobrepasar las 2,1 toneladas. Por si sola, la batería pesaba 548 kg.

SLS AMG Coupé Electric Drive
La mayor particularidad técnica de este AMG era disponer de cuatro motores, un por cada rueda. Fue un eléctrico contemporáneo al Concept Clase B Electric Drive.

El SLS AMG Electric Drive aceleraba de 0 a 100 km/h en 3,9 s, sólo 0,1 s más que el de motor térmico. Donde la diferencia era mayor era en la velocidad máxima: frente a los 317 km/h que alcanzaba el SLS de gasolina, el eléctrico llegaba a 250 km/h.

En cuanto a la batería de iones de litio de 400 voltios estaba encapsulada en una carcasa de fibra de carbono y era parte estructural del SLS AMG Electric Drive.

Tenía una capacidad de 60 kWh, con una potencia 600 kW. Había sido desarrollada conjuntamente por Mercedes-AMG GmbH en Affalterbach (Alemani) y Mercedes AMG High Performance Powertrains Ltd en Brixwotth (Reino Unido). Estaba compuesta por 12 módulos, cada uno de ellos con 72 celdas. En total, se usaban 864 celdas. Se utilizaban para ella dos circuitos de refrigeración que también alcanzaban para enfriar a la electrónica de potencia y a los cuatro motores. Estos circuitos se podían reforzar, con temperaturas ambientales altas, adicionalmente con el aire acondicionado.

SLS AMG Coupé Electric Drive
La batería tenía 60 kWh de capacidad y exclusivamente se podría recargar usando corriente alterna con una potencia de 22 kW. Según Mercedes-Benz, cada recarga completa llevaba 3 horas.

Para su recarga se podía utilizar potencias de hasta 22 kW con corriente alterna, sin posibilidad de usar corriente continua. El SLS AMG Electric Drive contaba con cuatro niveles de frenada regenerativa a elección del conductor, cuya intensidad quedaba reflejada por siete leds situados sobre la pantalla central.

Conforme al ciclo NEDC esa batería le proporcionaba una autonomía de entre 200 y 250 km.

Tags:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad