El SUV pequeño de Opel, el Mokka, cuenta con una versión eléctrica que técnicamente es semejante, sin salir de la marca, al Corsa-e. Tiene un motor de 100 kW y una batería de 50 kWh, todo un estándar en la oferta de PSA.

2021. De los 324 km originales de alcance a los 338 para el Mokka-e

Una mejora de algunos de los recursos del Opel Mokka-e, como neumáticos de tipo A+ o una bomba de calor más eficiente, reducen el consumo WLTP. Así, la autonomía alcanza ahora 14 km más que antes: con una carga este SUV puede recorrer, conforme a la norma, 338 km.

El argumento fundamental está en la optimización de la bomba de calor, de serie, que requiere menos energía que la original. Este cambio afecta a todos los eléctricos de Stellantis desarrollados a partir de la plataforma e-CMP: Peugeot e-208 y e-2008, DS3 Crossback E-Tense, Citroën ë-C4 o el mismo Opel Corsa-e. Sin embargo, Opel no hace mención alguna a cambios en su relación de transmisión, como sí ocurre con todos los anteriores modelos.

2020. Mokka-e, la estandarización de la e-CMP en Opel

Opel pone a la venta desde el verano de 2020, con entregas para principios de 2021, una nueva generación del Mokka. Ya sin la X en su denominación, utiliza la plataforma CMP del grupo PSA, la e-CMP en el caso de la versión eléctrica. Y es que el Mokka será el primer modelo de la marca que contará, desde su lanzamiento, con ella: Mokka-e.

Opel Mokka-e
Los modelos más parecidos en Stellantis -fusión de PSA y FCA- por eléctricos, dimensiones y condición de SUV son los DS3 Crossback E-Tense y Peugeot e-2008.

Con la misma base que los Peugeot e-208 u Opel Corsa-e, este SUV emplea el motor eléctrico síncrono de 100 kW acoplado al eje delantero. Con él consigue una velocidad máxima de 150 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 9 s. La potencia, por tanto, es semejante al de las versiones 1.2 Turbo, si bien éstas, aún cuando son 303 kilos más ligeras no aceleran más rápidamente: de 0 a 100 km/h en 9,2 a.

En cuanto a la batería de alta tensión es de iones de litio. Tiene 216 celdas NCM 523 que fabrica CATL y ensambla PSA. Está refrigerada por agua y pesa 356 kilos del total de 1.598 de este modelo. Su capacidad total es, como en todos los coches con esta plataforma, de 50 kW, de los que 46 kWh son útiles, un 92 por ciento. Según Opel, la autonomía es de hasta 324 km -varía ligeramente según el nivel de equipamiento y tipo ruedas-. La marca garantiza un 70 por ciento de su capacidad original durante los 8 primeros años o antes de los que se alcancen los 160.000 km.

Opel Mokka-e
Hasta 11 kW con corriente alterna y 100 con continua son las potencias de carga que admite la plataforma e-CMP que utiliza el Opel Mokka-e.

El Mokka-e podría cargarse con corriente continua con potencias de hasta 100 kW, consiguiendo llegar al 80 por ciento de la batería en unos 30 minutos. Para las conexiones con corriente alterna tiene un cargador monofásico embarcado de 7,4 kW y, en opción, una versión trifásica de 11 kW. Elegir este segundo cargador supone 1.550 euros.

Tiene tres modos de conducción, seleccionables con una tecla en la consola central. En cada uno de ellos la potencia varía, siendo de 60 kW en el Eco, 80 en el Normal y 100 en el Sport. También existe la posibilidad de elegir un modo de mayor frenada regenerativa que el estándar con la posición B.

La integración del sistema eléctrico únicamente afecta a la capacidad del maletero que, respecto a las versiones de combustión, se reduce 40 litros: en el Mokka-e es de 310 litros.

El Mokka-e mide 4,15 m de largo, 12,5 cm menos que el modelo que utilizaba la plataforma GM; la anchura de 1,79 m y la altura, 1,53. El Cx es de 0,32, con una superficie frontal de 2,27 m2. La distancia entre ejes sí es semejante a la de su antecesor, pues sólo varía 2 mm.

2018. GT X Experimental, el ADN del Mokka

Con este concept-car de tres puertas y aspecto de coupé Opel adelantaba algunas claves de diseño que veríamos en los Mokka.

El GTX Experimental mostró al mundo como serías los rasgos más distintivos de los Opel a partir de de mediados de la década de 2020, aunque su frontal -el Opel Vizor con dos faros destacados, particularmente finos en este caso, sobre una parrilla negra enmarcada- encontró su lugar algo antes en el SUV de tamaño pequeño de la firma: el Mokka.

Tags:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad