El antecesor del Renault Zoe fue un prototipo del Renault 5 electrificado y su sucesor también podría ser otro Renault 5: el que se arranque a producir en 2024.

2021. Renault 5 Protoype, el futuro urbano eléctrico de Renault

Renault ha confirmado que en 2024 estará a la venta la versión de producción del Renault 5 Prototype. Su precio estará en un rango comprendido entre 20.000 y 25.000 euros.

Renault 5 Prototype 2021
El diseño neoretro del Renault 5 Prototype pretende emparentarlo con el modelo que estuvo a la venta desde 1972 hasta 1985.

Ese mismo año la actual generación del Renault Zoe cumplirá su quinto año en el mercado. Hoy está disponible con dos niveles de potencia: 80 y 100 kW, en el primer caso con baterías con capacidad útil de 41 y 52 kWh; mientras que el motor más potente sólo lo estaría con la de 52 kWh. Aún es una incógnita si la pretensión de Renault es que Zoe y Renault 5 coexistan comercialmente.

Mientras que el Zoe tiene una longitud de 4,09 m de largo, para el futuro R-5 ya se ha confirmado los 3,92 m con el propósito de ganar agilidad en la ciudad, puesto que será un modelo fundamentalmente urbano. El Renault Twingo, que también lo es, mide 3,62 m, tiene un motor de 60 kW y una batería de 21,4 kWh útiles.

Del diseño del Renault 5 Prototype es el máximo responsable Gilles Vidal y su plataforma es la CMF-BEV, distinta a la CMF-EV del Renault Mégane E-Tech. De hecho, el Renault 5 sería el primer coche de producción que recurriría a ella con la intención de, según la marca “obtener la mejor relación precio-rendimiento posible”.

Renault 5 Prototype 2021
Aún es una incógnita si el Renault Zoe, que lleva en el mercado desde 2012, y el Renault 5 de producción, que llegará en 2024, llegar coexisten en el mercado.

Esta plataforma permitirá reducir los costes de producción hasta un 33 por ciento respecto al Zoe. Esto es posible en tanto que los módulos de las baterías serían intercambiables entre distintas plataformas, dispondría de un tren motriz nuevo y más pequeño y podrían usarse componentes de la plataforma CMF-B -la de los Clio o Captur, entre otros-, con un reparto de costes entre ambas. Además, utilizarla no supondría comprometer el diseño, como sería el caso del Renault 5.

Fuentes de Renault han confirmado que tendrá una batería de iones de litio con química NCM y que alimentará un motor síncrono sin imanes permanentes, sin precisar aún su potencia.

Entre sus rivales estarían otros modelos eléctricos con un diseño retro, como los Fiat 500e, Honda e o Mini Cooper SE. La potencia de los motores de estos es de 70 y 87 kW en el modelo de Stellantis, el Honda e tiene dos versiones también, con 100 y 113 kW; y el Mini una de 135 kW.

Renault 5 Prototype 2021
La plataforma del Renault 5 de producción será distinta a la que ha estrenado el Renault Mégane E-Tech. Le corresponderá a él ser el primer coche con la CMF-BEV.

En cuanto a las baterías, Renault ya ha confirmado que habrá una para el Renault 5 con una capacidad de 40 kWh. Será, por tanto, mayor que la de todos sus teóricos rivales excluyendo el Fiat 500e más potente, que la tiene de 42 kWh: en el Mini tiene 32,6 kWh y en el Honda e, 35,5 kWh. La de la versión con motor de 70 kW del Fiat 500e es aún menos capaz: 23,7 kWh. Esta batería no tendría las mismas celdas que la de la igual potencia del Mégane E-Tech en tanto serían fabricadas en Douai para la plataforma CMF-BEV por Envision AESC y no por LG Chem.

Además, el Renault 5 de producción podría contar con una segunda batería de 52 kWh con la que la autonomía estaría en 400 km (WLTP). La carga con corriente continua sería una opción para ellas, mientras que la posibilidad de recargarlas con corriente alterna sería la estándar.

Renault 5 CMF-BEV
El Renault 5 estrenará la plataforma CMF-BEV, específica para coches pequeños y sólo de tracción delantera.

El Renault 5 sería producido en la Renault ElectriCity, un área que engloba las instalaciones de la firma en Douai, Maubeuge y Ruitz. Allí también se ensambla el nuevo Renault Mégane E-Tech.

1973. El Renault 5 eléctrico de EDF

Incluso antes del Zoe, Renault tuvo un utilitario eléctrico: el Renault 5 eléctrico. Fue presentado en 1973 y desarrollado por la firma francesa en colaboración EDF, quien necesitaba algunos vehículos para probar la modernización de las baterías. Se produjo una pequeña tirada de una centena de unidades hasta 1974. Bajo el capó contaba con un motor eléctrico de 7,5 kW con el que se podían alcanzar 80 km/h.

Con baterías de plomo se llegó a fabricar experimentalmente un Renault 5 eléctrico. La parte posterior del techo era desmontable para poder introducir y sacar con grúa las baterías.

Las baterías eran 34 de plomo-ácido que permitían recorrer un máximo de 175 km de carga a carga (el proceso necesitaba 10 horas). Llevaban la masa del Renault 5 hasta los 1.075 kilos. Esto era mucho más que las versiones con motores de gasolina que se movían entre los 730 y 850 kg. Además, eran voluminosas: al ir instaladas en el habitáculo, detrás de los dos asientos delanteros, convertían a estos Renault 5 de tres puertas en biplazas.

Una particularidad de estas versiones es que tenían un techo solar practicable en la zona posterior: servía para poder extraer con una grúa esas baterías.

Tags:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad