Renault tendrá un eléctrico que contará con una pila de combustible alimentada por hidrógeno en su gama. Se presentará en 2024 y será un SUV que recoge en su nombre la denominación de Scénic, como el monovolumen presentado en 1991.

2022. Scénic Vision, el primer turismo de producción de Renault con pila de combustible

Renault volverá a contar con un Scénic en su gama. Ahora se trata de un SUV que, como concept-car, tiene una carrocería de 4,49 m de largo, 1,90 de ancho y 1,59 de altura. La marca lo denomina Scénic Vision y anticipa un vehículo familiar futuro eléctrico al ciento por ciento. Renault augura que lo presentará en 2024.

Renault Scénic Vision
El Renault Scénic Vision será un SUV con numerosas piezas recicladas y reciclables. Por ejemplo, piezas de la carrocería están hechas con fibra de carbono reciclada del sector aeronáutico. El peso total será de 1.700 kilos

Con su producción, Renault quiere reducir un 75 por ciento la huella de carbono respecto a un vehículo eléctrico que exclusivamente emplee baterías para alimentar su motor o motores. Por eso, recurre a lo que llama un “motor híbrido”. En realidad, se trata de un sistema que utiliza la energía almacenada en una batería de iones de litio, recargable a través de un enchufe como cualquier otro eléctrico, y que se combina con una pila de combustible alimentada por hidrógeno capaz de producir electricidad en marcha. Otros turismos como el Toyota Mirai o el Hyundai Nexo utilizan una tecnología semejante, pero con baterías aún más pequeñas que sólo hacen un papel de «colchón» para aportar electricidad cuando la pila aún no está preparada para proporcionarla o es necesaria más energía de la que produce.

El motor, síncrono de imanes permanentes y sin tierras raras, del Scénic Vision es de 160 kW. Procede del Renault Mégane E-Tech. Está fabricado en la planta de Cléon (Francia). La batería de alta tensión con la que se alimentará, que también será fabricada en Francia en la gigafactoría de Envision AESC de Douai, cerca de Renault ElectriCity, tendría una capacidad de 40 kWh. Es menos pesada, voluminosa y más económica que la de la misma capacidad que tiene el Mégane E-Tech, según Renault, lo que hace pensar que utilizará una química diferente en algunos de sus elementos.

Renault Scénic Vision
Renault ha adaptado la plataforma CMF-EV del Mégane E-Tech para incorporar la pila de combustible y todos los elementos asociados a ella, depósito incluido, están bajo el capó. El motor eléctrico está en el eje trasero.

A ella se suma la capacidad de producción de electricidad de una pila de combustible de 15 kW. La membrana de la pila está fabricada en platino reciclado procedente, al ciento por ciento, de los catalizadores de coches térmicos. Está alimentada por un único depósito de 2,5 kg, previsiblemente, el H2 está a una presión de 700 bares. Está fabricado con fibras de carbono recicladas y renovables procedentes de la industria papelera.

El conjunto del sistema de almacenamiento y producción de electricidad permitiría obtener una autonomía a este SUV compacto de hasta 800 km

La plataforma que utiliza el Scénic Vision es un desarrollo a partir de la CMF-EV. Esta base, inicialmente fue presentada en el Nissan Ariya y, posteriormente, estrenada por Renault en el Mégane E-Tech. En el futuro SUV, los elementos de la pila de combustible, depósito incluido, están situados bajo el capó; mientras que los correspondientes al sistema de propulsión eléctrico están situados en la parte posterior: en el Mégane E-Tech su único motor siempre está bajo el capó y en el Ariya, cuando sólo utiliza, uno, también se sitúa allí. La batería sí se sitúa, como en Ariya y Mégane E-Tech, bajo el piso del habitáculo.

Renault Scénic Vision
A diferencia de otros turismos con pilas de combustible, en los que el hidrógeno utilizado se almacena en varios depósitos, el Renault Scénic Vision sólo emplea uno. Su capacidad es también menor: el resto superan los 5 kg.

El concept-car ofrece, según la marca “ofrece posibilidades de recarga inteligente”. Es la única mención que, por el momento, realiza en la presentación del modelo a que la batería puede recargarse mediante conexión a la red eléctrica. Además de que “con el tiempo podrá proporcionar energía a la red en caso necesario gracias a la tecnología vehicle-to-grid (V2G)”, es decir, ceder energía de su batería a otros consumidores eléctricos.

Renault aspira a que el 70 por ciento de la masa global del Scénic Vision está compuesta por materiales reciclados y renovables: el 100 por ciento de las piezas en contacto con los ocupantes están hechas con ellos. También a que el 95 por ciento de los que forman parte de él, batería incluida, sean reciclables industrialmente al final de su vida útil.

Tags:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad