Silence, la compañía especializada en scooters eléctricos, cuenta ya en gama con su primer coche eléctrico. El S04 es un cuadraciclo de 2,28 m de largo con recursos curiosos en un coche, aunque habituales en una moto. Es el caso de sus baterías extraíbles.

2021. Silence S04, un microcoche con dos versiones, según el número de baterías

El S04 es el primer coche de Silence, una compañía de Sant Boi de Llobregat (Barcelona). Silence esá especializada en la producción de scooters eléctricos. Suyo es el S01, una moto que comparte muchos elementos con el Seat Mó y que en Barcelona se ha desplegado para el servicio de motosharing.

Silence S04
El Silence S04 es un cuadraciclo eléctrico biplaza que, dependiendo de su potencia de su motor, puede requerir o no carné de tipo B. Conforme a ella, puede tener una o dos baterías.

El Silence S04 es, sentido estricto, un cuadraciclo biplaza exclusivamente eléctrico. De igual forma que lo son otros modelos como el Citroën Ami -y su sosias de Opel, el Rocks-e-. También el antecesor de todos ellos, el Renault Twizy.

Mide 2,28 m de largo, con lo que es aún más pequeño que el Smart Forwo EQ -la longitud de éste es de 2,70 m-. Además de tener poca longitud, también tiene una anchura muy reducida, de 1,29 m, lo que le permite prácticamente aparcar en el espacio de una moto. Sin embargo es más alto que un turismo: 1,59 m. Su peso, baterías incluidas, es de 450 kilos.

Con las motos S01 o S02 de Silence el S04 comparte sus baterías. Son de iones de litio y se sitúan bajo los asientos delanteros. Se pueden extraer y transportar: tienen ruedas y un asa, como una maleta de tipo trolley. Cada batería pesa 41 kilos.

Silence S04
Las baterías pueden extraerse para recargarse en cualquier enchufe o intercambiarse en una Battery Station por otra ya recargada. También es posible cargarlas sin sacarlas del vehículo con el modo de recarga 1: con el cable incorporado en el coche y conector Schuko.

Así se pueden llevar rodando hasta un enchufe doméstico en el que recargarse, o llevarlas a un Battery Station en el que reemplazarlas, como las bombonas de butano.

Este Battery Station es un intercambiador de baterías específicamente desarrollado por Silence. A él se puede llevar la batería descargada y llevarse, previa reserva desde una app, otra que ya esté cargada. Es un proceso más rápido que el que llevaría una carga, siempre que ese intercambiador no requiera un desplazamiento largo hasta él. Además, esa fórmula evita la preocupación del usuario por la obsolescencia de las baterías -y la consecuente reducción de la autonomía que proporcionan- cuando son de su propiedad. Silence lo comercaliza como un servicio de suscripción.

Esas batería también pueden recargarse sin sacarlas de su ubicación mediante un enchufe de tipo Schuko (modo de recarga 1). Tanto el control de la capacidad de la batería, así como la autonomía del S04 u otros datos sobre su estado, encendido del aire acondicionado, etc pueden controlarse a través de una aplicación de móvil. Esta también sirve para desbloquear las puertas o arrancarlo, de modo que el S04 puede adaptarse fácilmente a servicios de carsharig.

Silence S04
Las baterías de iones de litio se alojan bajo el asiento y tienen, cada una de ellas, una capacidad de 5,6 kWh. Cada una de ellas pesa 41 kilos.

Utilizando dos baterías de 5,6 kWh, por tanto, con 11,2 kWh de capacidad total, el S04 homologa un alcance conforme a la norma WLTP de 149 km. Se trata, en este caso, de la versión L7e, que es la más potente. En este caso, el motor tienen una potencia de 14 kW, aunque pueden llegar excepcionalmente hasta 22 kW con máxima aceleración (potencia pico).

El S04 L6e utiliza un motor de 6 kW de potencia y a una única batería, también de 5,6 kWh. En este caso la autonomía es de 70 km en modo eco. En ambos casos, son microcoches de propulsión, en los que el motor está asociado al eje trasero.

El L6e, el S04 puede conducirse sin necesidad de carné, con el permiso AM. Eso le hace accesible a partir de los 15 años. Sin embargo, su velocidad máxima queda limitada a 45 km/h, que es la máxima legal de los cuadraciclos ligeros. El de mayor potencia, el L7e, puede alcanzar los 90 km/h, con lo que exige un carné de B. En todo caso, éste también es un vehículo de carácter eminentemente urbano.

Tags:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad