¡Vaya si hay talento! Tanto que ellos mismos se exportan. Juanma López es el nuevo director de diseño de Genesis en Europa. Genesis es la marca de lujo de Hyundai. Y antes de Genesis estuvo en Seat, diseñó interiores galácticos para Lamborghini y ahora tendrá que aprehender qué esperan y desean los europeos de un coche eléctrico… antes de que los clientes sepamos siquiera lo que queremos.

El Fiat 500e vuelve a EE.UU. Hace algo menos de diez años, cuando del Tesla S se vendieron 12 ejemplares en su primer mes, del Fiat 500e se vendieron doce veces más, 150 en un mes. Su entonces CEO, Marchione, (ese que logró llevar a Fiat-Chrysler a los números negros), acabó pidiendo que no se comprara el 500e, porque les hacía perder 14.000 dólares por cada unidad vendida. El negocio lo hacía el suministrador, que ponía toda la parte eléctrica, Bosch, porque el 500 eléctrico existía solo para cumplir con la norma de California. Es lo mismo por lo que muchos fabricantes empezaron en Europa con el eléctrico, simplemente para bajar el CO2 de su flota.

Olivier François anuncia el lanzamiento del Fiat 500e en América

China fabrica en Europa, Stellantis ¿en India?

Geely, el fabricante chino, licencia una plataforma eléctrica a un fabricante polaco, Izara. O haces algo capaz de competir con China, o trabajas con China, o te dejas devorar directamente por sus bajos precios.

Así se entiende que el sucesor de Marchione, el actual jefe de Stellantis, declara a Reuters que estudian producir eléctricos baratos en India para exportarlos.

Si te gustan los «retromod», esos coches clásicos con transformaciones modernas, tendrías que vivir en el paraíso de estos vehículos, Gran Bretaña. Una empresa, Electrogenic, se especializa allí en hacer eléctricos los antiguos modelos de Porsche 911, Land Rover Defender Clásico o Jaguar E-Type. Pero al precio de estos coches de colección, no sé si preferirás dejarlos como están para ganarles dinero.

Si haces la transformación y vivieras allí, date prisa, porque en Gran Bretaña se acabará la exención del impuesto de circulación anual para los eléctricos en 2025 (pag 52).

Puntos de recarga escamoteables

Dejo ya Gran Bretaña, diciendo que una empresa británica, UrbanElectric, está ensayando puntos de recarga retráctiles para las aceras. Como ese espacio público estará ocupado, aunque esté bajo tierra cuando no se use, no le veo ventajas, sino complicaciones (salvo, quizá, el vandalismo y cierta liberación de espacio cuando no esté en uso).

Puntos de recarga en la acera retráctiles de UrbanElectric

Al otro lado del planeta, Yuasa, el primer fabricante de baterías de Japón (de las de siempre, las de plomo), anuncia que se inicia en la producción de batería de iones de litio.

Mazda -japonesa, también-. pone al día su política a medio plazo, hasta 2030, en la que menciona, como el gigante Toyota, los combustibles neutros en carbono (en principio, para sus fábricas). Va a electrificar sus motores de combustión para producir -dice- productos atractivos. En 2030 esperan que los eléctricos sean entre el 25 y el 40% de su producción, arrancando, lógicamente, por China, e incluso considerará la producción de sus propias baterías.

Planes Mazda hasta 2030

Siguiendo con combustibles neutros, el Audi del Dakar participará en 2023 con un combustible a partir de bioetanol, etanol y e-metanol. El E-metanol es metanol sintético, con energías renovables. A pesar del esfuerzo, dicen que reducirán así el 60% de la emisión de CO2. Para llegar al 100 por cien todavía hay un camino.

Audi RS Q e-tron 2022 con reducción de CO2 por vía del combustible

En 2018 el Dr. Otmar Scharrer dijo en un congreso de motores: “Un uno por ciento de combustibles renovables tienen el potencial de ahorro de diez millones de coches eléctricos”, en su presentación titulada «Powertrain 2030: Driven by Diversification”. En ella, explicó lo importante que era mejorar los motores de combustión, dado que a pesar de las buenas perspectivas de la movilidad eléctrica, en 2030 aún habría un 75% de coches de combustión en el mundo. Trabajaba entonces para Mahle.

Cuatro años después -trabajando ahora para ZF– Scharrer acaba de presentar a las marcas de coches una nueva generación de conjuntos de propulsión… eléctricos. Vaya cambio. Y, por cierto, su antigua empresa, Mahle (esa de los pistones de Formula Uno), también se ha puesto las pilas, y acaba de simplificar sus cargadores eléctricos, para que las pequeñas flotas de eléctricos necesiten una única central de gestión para muchos conectores simples. En suministradores, la electrificación sí va deprisa.

Eléctricos ¿hacia dónde?

Google ya ofrece la ubicación en España de los puntos de recarga en su Google Maps. Pero aún deja que desear. Por ejemplo, falta el aparcamiento con más potencia instalada de Madrid, que nació al final de la pandemia. Tampoco está el que salió en todas las noticias recientemente, porque superaba al anterior. Tampoco se ve un aparcamiento disuasorio junto a una gran autovía de entrada a la capital. Es lo que he visto a bote pronto. Con todo lo que sabe Google, ¿son errores o intereses?

¿Dónde está Google?¿Cómo haría Google para localizar los puntos de carga? Por ahora, aún buscando

Por fin, la lengua diplomática, el francés, se va a desempolvar. El 5 de enero llegarán los Reyes Magos y, en este mundo mágico, Peugeot se plantará en el CES de Las Vegas, el salón de la electrónica y la tecnología de vanguardia. Ese día enseñará a los americanos la futura plataforma eléctrica y digital de sus vehículos. ¿Va a volver Peugeot a EE.UU. como tantas veces se ha sugerido? Resulta complicado. ¿Van a buscar socios proveedores? Eso se hace en silencio. Estaremos atentos, pero probablemente, querrán mostrar cómo serán esas plataformas que tendrán que fabricar allí, para merecer los apoyos del estado americano. Mientras que el mercado del automóvil en Europa parece tener un potencial de crecimiento limitado (por no decir negativo), EE.UU. sigue pujante. “Visión optimista e inicio de una nueva era”, dice el comunicado de Stellantis. Así que, a por ellos, que haya suerte.

El lujo de la energía eléctrica

En la web electrive nos cuentan que VW Noruega hace sillas de oficina motorizadas. Esto pasa en Noruega, porque cuando se es el tercer país exportador de petróleo del mundo se tiene dinero para hacer el tránsito al vehículo eléctrico en cinco años… o lo que se les ocurra. Especialmente, cuando todo ese capital energético es para una población de cinco millones de habitantes.

Y más frutos de la electrificación. Mejor dicho, de ese paso más allá que es la digitalización del automóvil. Por una suscripción de 1.200 dólares al año podrás tener más potencia, más par y bajar un segundo en las aceleraciones de tu Mercedes EQ (por ahora, en EE.UU.). Muchos fabricantes lo han anunciado y ya lo practican: compras el coche, pero muchas funciones solo se habilitan mediante suscripciones (anuales, de por vida… según mercado, según lo acepte el cliente).

Mercedes EQ con potencia extra mediante suscripción anual

Qué tiempos, como dirían en la revista Motor Clásico, que para diciembre han preparado un número repleto de coches eléctricos antiguos, ¡que este regalo de la naturaleza que es electricidad no es nuevo, que fueron los orígenes del automóvil!

Electro-clásicos

En EVE2030 te seguiremos contando lo rápido que se acerca el futuro, porque ya está aquí.

Categorías:

Tags:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad